miércoles, 16 de febrero de 2011

La situación de turno de oficio en la Comunidad de Madrid

Si hace unos meses eran los jueces los que se declaraban en huelga, recientemente nos hemos encontrado con que los abogados del Ilustre Colegio de Madrid, incluidos en el turno de oficio, se han visto en la necesidad de realizar una concentración en la vía pública para que la sociedad sea consciente de sus demandas y sus carencias. Al parecer, la Comunidad de Madrid, la administración ahora competente de abonarles los honorarios por la asistencia jurídica realizada a personas sin recursos, se retrasa en años a la hora de pagarles lo que les deben.

Con independencia de que, en mi opinión, nos encontramos con una manifestación más del proceso de proletarización en el que se están sumiendo las anteriormente conocidas como “profesiones liberales”, lo cierto es que, en este caso en concreto, la situación, en parte, es una consecuencia más del dislate de transferir las competencias en materia de administración de justicia a las comunidades autónomas.

En primer lugar, deberíamos destacar que la labor que realizan los abogados del turno de oficio es fundamental para garantizar el derecho de igualdad ante la Ley y el acceso a la justicia de todos los ciudadanos con independencia de su nivel de rentas y por tanto, es esencial para el mantenimiento en España de un Estado de Derecho. Sin su concurrencia, muchos ciudadanos no tendrían forma material de poder exigir que sus derechos se cumplan y estarían indefensos ante cualquier abuso.

Por otra parte, en el marco del actual proceso de concentración empresarial que está afectando al mercado legal, el turno de oficio es una salida que resuelve total o parcialmente los gastos estructurales de numerosos despachos pequeños y es esencial para su viabilidad. En otros tiempos, el turno de oficio era algo accesorio que ayudaba en los primeros años de andadura profesional, sin embargo, en la actualidad más de cuatro mil profesionales dependen de los ingresos generados por esta vía. Se trata, además, de pequeños empresarios que, a su vez, suelen tener algunos empleados a su cargo, por lo que los retrasos en la percepción de sus honorarios podría afectar también a la estabilidad en el empleo en este sector. Algo que hoy en día, con la que está cayendo, no podemos permitirnos.

1 comentario:

  1. Muchas gracias, en nombre de la Confederación Española de Abogados del Turno de Oficio y Asistencia Jurídica Gratuíta (CEAT) por la reflexión, siquiera de pasada, acerca de la problemática del Turno de Oficio en España. Germán-Ramón Inclán Méndez, Abogado y Presidente CEAT.

    ResponderEliminar