miércoles, 27 de junio de 2012

Crónica del desayuno "De sanidad: ideas+dialogo" con la Ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

El pasado lunes tuve ocasión de asistir al desayuno de trabajo convocado por Europa Press al que como principal invitada asistió la Ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, para trasladarnos cuales han sido las principales preocupaciones de su gestión hasta ahora y las que van a ser las líneas maestras de su actuación en los próximos meses.

En cuanto a las formas la valoración ha de ser positiva. Así, después de alguna desafortunada rueda de prensa que las redes sociales se encargaron de amplificar, la Ministra en esta ocasión estuvo más segura y demostró que había preparado concienzudamente su intervención. También llegó muy arropada por otros miembros del Gobierno, diversas autoridades y fue el propio Presidente del Consejo de Estado, Don José Manuel Romay Beccaría quien la presentó con una cariñosa laudatio .

Ana Mato durante su intervención
En cuanto al contenido, su intervención inicial, que leyó integramente, no reportó sorpresas. Explicó someramente la reforma que habían aprobado por medio del Real Decreto-Ley 16/2012, de 20 de abril, expuso su opinión de que debía pasarse del concepto de Estado de bienestar hacia el del la “sociedad del bienestar”, aunque sin especificar bien los límites entre un concepto y otro; como era inevitable echó la culpa de los actuales males a los ocho años anteriores y anunció la presentación de diversos "planes de actuación": un plan de atención a las familias del que apenas concretó nada (aprobar un “Estatuto de mayores”, favorecer la corresponsabilidad en el hogar, etc), uno para promover el empleo de jóvenes y otro contra la pobreza infantil. También anunció su intención de extender los beneficios fiscales del mecenazgo también al ámbito social, así como con su preocupación por continuar con la lucha contra la violencia de género pero también sin especificar. Todo ello intentando hacerlo desde el consenso y a través de un aumento de la interlocución con los agentes sociales (Asociaciones de pacientes, empresas, etc). 

Cómo suele suceder en estos desayunos, lo más interesante vino en el turno de preguntas.

Confirmó que no se va ampliar el periodo transitorio para la ampliación del co-pago farmacéutico, que será efectivo el 1 de julio. En este sentido, aunque ella manifestó reiteradamente su confianza en que todas las Comunidades Autónomas seguirán el criterio marcado por el Estado, a día de hoy ya nos hemos enterado de que el País Vasco no ha tardado en desmentirla al afirmar su Presidente que va a desmarcarse de esta política y no va a ampliar las exigencias del co-pago, asumiendo con sus propios recursos la financiación correspondiente. Un elemento más que profundiza las diferencias entre los españoles en función del territorio y que da nuevos argumentos a quienes ven el actual modelo territorial del estado como una de las principales rémoras para salir de la crisis.

También anunció la Ministra qué se van a sacar del vademécum medicinas que estén obsoletas o que tengan escaso valor terapéutico. En ese sentido, en la reunión del consejo Interterritorial del SNS que se celebra hoy, se va a proponer la retirada de la financiación pública de unos 460 medicamentos. Contestando a una de las preguntas, la Ministra hizo de manera tangencial una referencia a que pueden existir remedios naturales a los que acudir de manera alternativa para suplir estos fármacos. Efectivamente, en muchos de estos supuestos, pueden existir productos de homeopáticos con efectos similares a estos fármacos de escaso valor terapéutico que nunca han estado financiados por el sistema y que, a partir de ahora, van a poder competir en igualdad de condiciones con los productos tradicionales.

Afirmó también que se está negociando con las empresas cambios en la presentación de los productos de manera que se adecuen mejor a los tratamientos recomendados, para evitar que se venda un número de dosis superior al que debe ser utilizado por el paciente. Van a trabajar para bajar nuestro gasto farmacéutico y acercarlo a la media de la UE. Tienen el objetivo de seguir priorizando la dispensación de genéricos hasta que se alcance el 60% de media que existe en Europa.

Señaló, a instancias de otra pregunta, que en materia sanitaria descartan introducir nuevos copagos y que, en su opinión, las nuevas estimaciones prevén que el ahorro por las medidas que están introduciendo pueda ser unos 500 millones de euros superior a lo que se había estimado en un principio, alcanzando los 8.000 millones de euros. Así, como ejemplo, refirió que la tarjeta sanitaria única va a evitar que se reiteren pruebas diagnósticas en determinados casos y la actualización de los datos de los asegurados ha sacado a la luz que unas 200.000 personas con derecho a asistencia sanitaria propia permanecían como beneficiario de jubilados pare beneficiarse indebidamente de descuentos en la prestación farmacéutica. Esta actualización de datos, al parecer, no se hacía desde hace 11 años.

Por último, anunció que se va reformar la Ley de dependencia (en un par de semanas se aprobará el proyecto de reforma) para hacerla sostenible. Se van a eliminar duplicidades en las prestaciones y se van a adecuar éstas a la financiación disponible (es decir, que van a recortarlas).

En definitiva, una jornada interesante, en la que si bien no han existido anuncios de gran relevancia, si se ha podido constatar por donde van las líneas de actuación del Ministerio y cual es el respaldo político interno del que goza la Ministra de cara a la negociación con el resto de las comunidades autónomas

No hay comentarios:

Publicar un comentario